Al fondo del mar de pinares

Segovia tiene mar y cuando sopla el viento se escucha su rumor cercano. Pero este mar no es de agua sino de pinos, de copas verde intenso que se funden con cielo y montaña: la de la Sierra de Guadarrama.